Escuelas, estilo y sacrificio: la revolución pacífica de las mujeres del Sáhara Occidental

Texto: Tess Kuntz
Traducción: Silvia Montero

Desde que tuvo lugar la ocupación Marroquí en 1975 y su posterior represión de los Saharauis del Sáhara Occidental, muchas mujeres encabezan la búsqueda pacífica de la independencia y los derechos humanos.

La historia de Fatma

Una tarde de Diciembre de 1975, una joven llamada Fatma estaba jugando como cualquier otra tarde de invierno en su ciudad de Elgelta, el Sahara occidental. A las 4 de la tarde… aparecieron aviones por encima de sus cabezas. Iban acompañados de fuegos espontáneos alrededor debido a las minas que caían del cielo.
Incapaz de localizar a su familia, Fatma agarró la mano de su tía y empezó a correr. Así empezó su viaje de cuatro días buscando refugio en el desierto de Algeria, un viaje que incluía la muerte fetal de la hija de su prima y días de escondite. Junto con otros paisanos que iban llegando, su madre y abuela empezaron a construir jaimas para hacer un campo de refugiados de la nada tan sólo de las ropas que llevaban en su espalda treinta y seis años después, aún siguen viviendo en el mismo lugar.
Cuando Fatma tenía 18 años dió a luz a su primer hija Selma, que enfermó a los 11 meses de edad debido a la epidemia de la polio en el campamento de refugiados. Fatma trabajó en la Unión Nacional de Mujeres Saharauis mientras que atendía a su hija. Su marido luchaba en la guerra por la independencia contra el ejercito Marroquí.
Conforme Selma crecía su salud iba empeorando, por lo que Fatma tuvo que enviarla para que recibiera tratamiento médico a España, país con poder colonial en el Sáhara Occidental hasta 1975. Perdió el contacto con Selma durante un año entero. En este tiempo Selma aprendió español y no podía comunicarse en árabe.
La primera vez que hablaron su hija no podía creer que Fatma era su madre insistiendo “Si fuera mi madre hablaría como yo”. Durante años de estudio, Fatma aprendió español y ambas emprendieron una estrecha relación, aunque Selma permaneció con su familia de España y Fatma en el Sahara Occidental.

Una estructura social única

Dentro de la sociedad musulmana como la Saharaui es sorprendente que una mujer pueda asumir tal responsabilidad como hizo Fatma en el campamento de refugiados, pero la historia de los saharauis difiere mucho de otras sociedades de la misma religión.
Los saharauis son habitantes nomadas del desierto y “los niños de las nubes” que siguen la lluvia para probar a sus familias. Históricamente, los hombres tienen la función de abandonar la casa para hacer las provisiones y las mujeres se encargan de organizar y gestionar la comunidad. Dado este papel, las mujeres no podían ser empujadas a los márgenes de la sociedad, sino que dio fin a la misma.
El conflicto entre el gobierno marroquí y los saharauis agrabó estas funciones. En noviembre de 1975 Marruecos ocupó el Sáhara Occidental con la “Marcha Verde” reivindicando soberanía en la región basándose en los presuntos vínculos pre-coloniales. Poco después, España entregó el Sahara Occidental, entonces su provincia, a los ocupantes por el Tratado de Madrid, a pesar de una sentencia anterior de la Corte Internacional de Justicia declaró que los saharauis merecen el derecho a la auto-determinación.
La posición de Marruecos, compartida por la inmensa mayoría de su población, se debe a que el conflicto es esencialmente por culpa de Europa, como el Sáhara Occidental fue una parte de Marruecos antes de la colonización y fue devuelto a Marruecos, con razón, en el proceso de descolonización de Europa.
Aunque habían fuertes vínculos económicos entre marruecos y el Sáhara Occidental anteriores a la intervención Europea, el movimiento de independencia saharaui reclamaba que esto no constituirá una soberanía política.
Por lo tanto, los saharawis se declararon un estado independiente el 27 de febrero de 1976, La Republica Democratica Arabico Saharaui, lo que marcó el inició una guerra que duró 16 años en la región. La guerra dividió a la población entre los que permanecía en el Sahara occidental y los que huyeron a los campamentos de refugiados en Algeria, donde establecieron su propio gobierno.
Hasta el alto el fuego en 1991, muchos saharauis de los campamentos lucharon en la guerra contra Marruecos y de nuevo las mujeres fueron las encargadas de la organización de la comunidad. Las mujeres saharauis crearon escuelas, hospitales, distribuían alimentos, administraban y todo lo necesario para administrar una sociedad dentro del marco de un campo de refugiados
Durante el periodo colonial español no podían asistir a la escuela, las mujeres saharauis eran muy conscientes de la importancia de la educación en la sociedad. De acuerdo con Abidin Bucharaya, delegado en Andalucía del Frente Polisario, que ha sido el gobierno del Sáhara Occidental, durante el exilio en los últimos 36 años, el 50 por ciento de los estudiantes enviados a estudiar fuera de los campos de refugiados son mujeres, según lo requerido por la ley saharaui.

El poder a través del arte

A pesar de las infraestructuras que levantaron las mujeres durante la Guerra, los hombres se encargaron de la mayoría de las tareas administrativas dentro de la comunidad saharaui a la vuelta de los campamentos de refugiados en 1991 tras el alto al fuego de las Naciones Unidas.
Según Fernando Peraita, presidente de la “Asociación de Amistad” con el pueblo saharaui de Sevilla “el problema ahora mismo es que las mujeres saharauis están volviendo a las labores de la casa…” El resultado es que la mayoría de las mujeres saharauis y organizaciones han estado trabajando durante los últimos 20 años para restablecer el poder que lograron anteriormente.
En 2009 tuvieron lugar dos proyectos de arte textil ¡A pintarropa! y Entretelas, que desembocaron en la creación del sello de ropa “”Sahara Libre Wear” (SLW) presentados en el Festival ArTifariti de Arte Saharaui. Ambos proyectos ¡A pintarropa! y “Entretelas”, estaban dirigidos por los diseñadores Alonso Gil y por Angustias García y Esther Regueira respectivamente.
La línea de ropa busca expresar el sufrimiento y las esperanzas del movimiento independentista saharaui realizada por mujeres saharauis. SLW produce ropa tradicional representando en los diseños exclusivos de Gil, tales como metralletas que disparan flores y el nombre del estado independentista saharaui escrito en alfabeto romanico y en escritura arábica
Los tres diseñadores confirmaron, en una entrevista concedida a una revista de habla francesa Rézo, que crearon este proyecto para que “la ropa nos sirve cómo vehículo para visibilizar y evidenciar una situación, la que vive el pueblo saharaui, bastante olvidada y silenciada por quienes no ven estas condiciones más allá de sus propios intereses”.
Por otra parte, los diseñadores destacan que las mujeres saharauis son el corazón del proyecto y que la elección de la ropa tradicional como medio de expresión que les lleva a “un espacio de comunicación, reflexión y debate de, con y las mujeres”
Conforme crece este programa, los tres diseñadores trabajaron con mujeres saharauis para darle control total en el proyecto. Era una tarea arriesgada dado que se necesita menos tiempo en crear la ropa en España, donde Gil estampa los diseños
“Aunque lleve tiempo, creo que el proceso de la autogestión del proyecto marchará bien. Las mujeres saharauis de hecho están creando sus diseños únicos para el Sahara Libre Wear.”
Fiel reflejo el dolor continuo de la comunidad saharaui, muchos de los diseños recientes creados por las mujeres representan el incidente Gdim Izik (también escrito Gdeim Izik o Agdaym Izik). Como se informó en el Informe Anual 2011 de Amnistía Internacional, fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron una protesta pacífica en las afueras de El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental ocupado, el 8 de noviembre de 2010. Las fuerzas asaltaron fisicamente a los manifestantes y destruyó gran parte de sus propiedades. Este incidente desencadenó la violencia en el campo, que terminó con bajas en ambos bandos, así como cientos de arrestos de manifestantes. Las mujeres de SLW respondieron al incidente Gdim Izik haciendo iconos de las víctimas saharauis de la violencia.

La lucha continua

Mujeres saharauis como Aminetu Haidar han seguido promoviendo el papel de la mujer en la lucha por los derechos saharauis y la libertad en los últimos años.
Encarcelada y torturada desde 1987 hasta 1991, Haidar es una de las representantes más conocidas de la difícil situación de los saharauis en todo el mundo. El 13 de noviembre de 2009, las autoridades marroquíes le negaron nuevamente la entrada en el Sáhara Occidental porque se negó a escribir que iba a Marruecos, que han demostrado un reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.
Caracterízada como noviolenta, respondió como protesta con una huelga de hambre de un mes durante su exilio en el aeropuerto de la Isla Española de Lanzarote, lo que dio lugar a ser aclamada como una “Gandhi saharaui”.
Fernando Peraita, su portavoz durante su huelga de hambre, la describe como una mujer que nunca “se rinde ante cualquier adversidad, y tiene muy claro en su mente que su lucha es pacífica, y que lo que le da fuerza es que ella nunca levanta la mano contra ningún agresor”. El 18 de diciembre de 2009, bajo presión internacional, el gobierno marroquí permitió a Haidar regresar al Sáhara Occidental.
Al igual que todas estas mujeres que trabajan por los derechos de la comunidad saharaui, el trabajo de Haidar le ha supuesto un gran costo personal. Además de los arrestos, golpes y amenazas sufridas, lo que la hacer sufrir aún más son las amenazas contra sus dos hijos.
Sin embargo, se ve como alguien que puede influir en el futuro del Sáhara Occidental y está dispuesta a dar su vida en pos de ese futuro. Ella no está sola. Fatma El Mehdi, la misma Fatma que huyó de su casa en diciembre de 1975, es ahora la secretaria general de la Unión de Mujeres saharauis, uno de los más altos cargos dentro del movimiento independentista del Sáhara Occidental.
En un discurso pronunciado en la Conferencia Europea de Solidaridad con el pueblo saharaui en 2002, Fatma resume las contribuciones de estos superhéroes y superheroínas de la causa saharaui, diciendo: “La constante violación de los derechos humanos, la falta de libertad, las detenciones arbitrarias, la secuestros y deportaciones forzadas reflejan el nivel de resistencia y determinación de nuestras mujeres que son la columna vertebral de la sociedad saharaui, que ha introducido una red de solidaridad con todos y todas las personas que defienden y aman la paz y la justicia en el mundo “.

Breve Historia del Conflicto en Sahara Occidental

1884: El Sahara Occidental se convierte en colonia española.
1973: El Frente Polisario (la sigla en español para el Frente Popular de Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro) organiza como la representación política del movimiento independentista saharaui.
1975 (octubre): La Corte Internacional de Justicia dictamina que los saharauis tienen derecho a la libre determinación.
1975 (noviembre): Más de 300.000 marroquíes entrar en el Sáhara Occidental en la “Marcha Verde”, ordenado por el rey Hassan II. A través del Acuerdo de Madrid, España permite a los dos tercios septentrionales del territorio ser adquirida por Marruecos y el tercio sur de Mauritania.
1976 (febrero): El Frente Polisario declara independiente la República Árabe Saharaui Democrática y organiza su primer gobierno.
1978: Las órdenes del Frente Polisario como resultado de un golpe de Estado en Mauritania renuncia de su derecho al territorio del Sahara Occidental.
1976-1991: El Frente Polisario lucha en una guerra de guerrillas contra Marruecos, exacerbado por la ocupación marroquí del Sahara Occidental los territorios liberados de Mauritania.
1978: Argelia permite que el Frente Polisario establezca su base en los campamentos de refugiados de Tinduf.
1991: Las Naciones Unidas organiza un alto el fuego entre el Frente Polisario y Marruecos, y establece la Misión de las Naciones Unidas para la Organización de un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO).
1996: No se puede llegar a un acuerdo entre Marruecos y el Frente Polisario sobre identificación de votantes y las opciones que deben estar disponibles para votar en el referéndum, se suspende el proceso de la ONU.
2001: James Baker propone autonomía saharaui bajo la autoridad marroquí, seguida de un referéndum en cuatro años con derecho a voto para todos los que han vivido en el territorio de más de un año. El Frente Polisario y Argelia rechazan el plan.
2003: Se propone un plan similar al Plan Baker, Marruecos lo rechaza.
2010: Las autoridades marroquíes destruyen un campamento de protesta fuera de El Aaiún llamado Gdim Izik, dando lugar a violentos enfrentamientos entre las dos partes.

Fuente: BBC News Africa: “Western Sahara Profile”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: